R

epensar los espacios de estudio de nuestros hijos es ya una obligación. Empezó siendo algo impuesto por las circunstancias de confinamiento, pero todos sabemos que la educación “on-line” está progresando a un ritmo veloz. No cerremos los ojos a la realidad, tenemos que adaptarnos de la mejor manera.

Aunque cada niño requiere una estrategia distinta, existen normas generales, buenos hábitos que conviene tener en cuenta si queremos implantar con acierto esta costumbre en casa. Destacamos aquí unos consejos básicos que no debemos obviar:

1.- Crear un espacio de uso específico para el estudio. Algunos educadores lo llaman trabajar por escenarios y es puesto en práctica en instituciones de aprendizaje bilingüe. Los niños pueden participar en elegirlo.

2.- Elegir una mesa de dimensiones adecuadas. Se recomiendan los anchos entre 80 y 1,20m para apoyar los codos. Alturas entre 50cm (preescolar), 60cm (primaria) y 70cm aprox para los últimos años.

3.- Elegir una silla cómoda. Se recomienda una altura de asiento entre 25-30 cm (preescolar), 35-40 cm (primaria) y más de 40cm para los últimos años.

4.- Organizar el ambiente de estudio. Paneles frontales, calendarios, espacios de almacenamiento …

Para ven el artículo completo  pulsa el Link

MRA mobiliario. «Optimiza el espacio, haz grande tu vida»

MRA mobiliario

Foto: MRA mobiliario (mod. Double decker)