«L

os hogares se han convertido en una extensión de la empresa y profesionales de todo tipo ofrecen, por primera vez, sus servicios online».

(Ray Hammond, Futurólogo)

 

Queridos amigos: Quizá no conozcáis a Ray Hammond. Os doy unos mínimos datos. 40 años de experiencia en el análisis de tendencias que marcarán el futuro. Obtuvo la Medalla de Oro de las Naciones Unidas por sus servicios en futurología en 2010. Ponente en prestigiosas universidades, ofrece ponencias y cursos para compañías, gobiernos y universidades de todo el mundo.

Ray Hammond ha elaborado un informe para Allianz Partners sobre las tendencias y cambios que se darán en la sociedad pos-Covid-19. Analizando las repercusiones que tendrá la pandemia en el estilo de vida y los hogares.

En el contexto actual, se calcula que casi un tercio de la población ha teletrabajado desde casa durante la pandemia. El cierre decretado por los gobiernos ha impactado de pleno en la dinámica laboral haciendo que muchos empleados de oficina conviertan sus hogares en una extensión de la empresa. La imposibilidad de desplazarse, ha llevado también a múltiples sectores a rediseñar sus modelos de negocio y ampliado la oferta de servicios online,

Enumero algunas consecuencias inmediatas para el reparto de los m2 de nuestras casas. A munchos de vosotros, esto no os sonará nuevo …

  • Habilitar una habitación específica para consultas médicas, conferencias …
  • Disponer de un área para realizar ejercicio físico con máquinas de gimnasio
  • Crear un espacio para el cuidado de familiares mayores
  • Definir un lugar de trabajo tanto para empleados de oficina como para otras profesiones (entrenadores personales, psicoterapeutas …)
  • Delimitar un área de aprendizaje para los universitarios, que pasarán en casa de sus padres algún semestre para estudiar en remoto.
  • Convertirse en una fortaleza digital, con puntos de recogida segura del correo.

Pero, incluso cuando las vacunas se hayan suministrado en cantidades suficientes y la vida diaria comience a reanudarse, es casi seguro que no será igual que siempre. Surgirá una nueva forma de vida, y el mundo será muy diferente al que hemos conocido antes de COVID.

Muchos CEO se han dado cuenta de que es posible que ya no tengan que pagar los costes de los grandes rascacielos para albergar al personal de su oficina. Para muchos miembros del personal, tanto los que ocupan puestos de mayor rango como los de los puestos inferiores,

“la oficina en el hogar ahora se convertirá en un lugar de trabajo a tiempo parcial o completo”

El Ministro de Trabajo alemán, Hubertus Heil, ahora está considerando convertir la opción de trabajar desde casa en un derecho legal para algunos trabajadores. Puede que otros gobiernos del mundo hagan lo mismo.

Estos cambios profundos en el uso del hogar también pueden afectar al lugar donde las personas eligen vivir. Si el viaje a la oficina solo es necesario una vez a la semana, la opción de vivir más lejos de una ciudad se vuelve más factible y esto a la vez podría permitir a las familias tener capacidad para alojar miembros adicionales en la familia (así como un espacio de oficina dedicado).

Los trabajadores a domicilio también deberían poder obtener una desgravación fiscal para reconocer sus inversiones en equipos de oficina en el hogar y su mayor consumo de energía.

Desde una perspectiva ambiental, si esta crisis tuviera como resultado que aunque solo el 20% del personal de oficina trabajara desde su casa durante cuatro días a la semana, el impacto sería enorme.

Tan sólo he querido destacar algunas de las ideas del informe. Para consultar el informe completo aquí os paso el link que Allianz Partners pone a disposición de todo el público

https://www.allianz-partners.es/content/dam/onemarketing/awp/allianz-partners-es/medios-y-prensa/la-vida-pos-covid-19/hogar/ES-Informe-Vida-Pos-Covid-HOGAR.pdf

Espero que sea de vuestro interés.

Un abrazo fortísimo a todos.

Alberto R.

Foto: Imagen de Mohamed Hassan, en Pixabay